APRENDE A DELEGAR Y CONVIÉRTETE EN EL MEJOR LÍDER
Delegar es fundamental para liberar tiempo, energía y que puedas concentrarte en tareas más estratégicas y de alto valor, pero implica confiar en otros para que realicen tareas y tomen decisiones en tu nombre.

Francamente, delegar es una habilidad muy difícil de aprender pero una de las más importantes, tanto en la vida personal como en la profesional.

Lo veo en todas partes, desde empresas donde personas que tienen una carga de trabajo tremenda no se fían ni de sus compañeros, hasta compañeros autónomos que pierden clientes antes de buscar ayuda.

Un verdadero desafío esto de aprender a delegar.

Algunos consejos para aprender a delegar de manera efectiva.

Empecemos por el trabajo interno.

  • Reconoce que no puedes hacer todo tú mismo y que la delegación es esencial para el crecimiento personal y profesional.

  • Olvídate de términos como control y falta de confianza.

  • Abraza el aprendizaje, sobre todo cuando se cometen errores.

  • Escucha a tu cuerpo y relaja la mente. Analiza desde la tranquilidad qué necesitas para avanzar.

  • Deja que la intuición te guíe.

Después pasamos a la acción.

  • Haz una lista con las tareas que NO tienes que hacer tú necesariamente. Las tareas repetitivas, rutinarias o que no requieren tus habilidades específicas son buenas candidatas para la delegación.

  • Busca una persona que te inspire confianza, que tenga ganas de ayudarte, sea organizada y que tenga las habilidades necesarias para llevar a cabo las tareas que deseas delegar.

  • La comunicación tiene que ser clara y fluida. Fomenta un espacio de comunicación sana con tu asistente. No dejes nada en el tintero, comunica cualquier información relevante: tus expectativas y los resultados que deseas obtener…

  • Confía en quien delegues, sin micro manejar. Establece un seguimiento adecuado, pero no interfieras en el proceso a menos que sea necesario.

  • Proporciona los recursos y apoyos necesarios, como tiempo, herramientas y capacitación, para llevar a cabo la tarea de manera efectiva. Establece un sistema de apoyo y ofrece ayuda cuando sea necesario.

  • Sé paciente, con la práctica y el aprendizaje continuo, mejorarás tus habilidades de delegación.

  • Aprende de la experiencia, revisa procesos y los resultados. Considera lo que funcionó bien y lo que podría mejorarse.

  • Practica la escucha activa. Ten en cuenta los comentarios y sugerencias de la persona en la que delegaste, para mejorar el proceso de delegación.

La delegación no consiste solo de distribuir tareas, sino en empoderar a otros, desarrollar sus habilidades y liberar tu tiempo para actividades más estratégicas.

A medida que adquieras experiencia en delegar de manera efectiva, podrás aumentar tu productividad y lograr un equilibrio entre trabajo y vida personal más saludable.

Nota: Es muy importante delegar en la persona adecuada.

Ponte en contacto conmigo, te ayudo a delegar, a ser el mejor líder y a conseguir tus objetivos profesionales.

© 2023 Soy Cris Ohio · Diseñada con cariño por Cris Ohio.