fbpx

Lo que aprendí del dolor.

Hace un par de años mi vida profesional se derrumbó.

Lo sentía venir. Y aún así, luché contra corriente, agarrándome con uñas y dientes a la “profesional” que había construido con esfuerzo y pasión durante muchos años.

Fue un camino infernal. Lleno de temores y desesperación.

Sufrí mucho antes de que mi pilar profesional se me escurriera entre los dedos. Sensaciones de injusticia y tristeza caminaban conmigo día a día.

Era capaz de sentir una cascada de energía tóxica sobre mi cabeza. Aún así, me resistía al cambio.

No paraba de repetirme frases como: “estás viendo fantasmas”, “no va a pasar nada”. Pero esos mensaje, sin yo saberlo, estaban dejando el paso libre para que la mala energía consumiera mi salud.

Intentando “escapar” del dolor silencié mi corazón y, entonces, el resto de mi cuerpo se resistió hasta que todo terminó.

Lloré mares y me sentí morir.

Toqué fondo. Estaba agotada.

En aquel momento no era consciente de todo lo que me quedaba por aprender.

A pesar de sentir una tristeza enorme en el alma, opté por no rendirme. Tenía que pasar mi particular “duelo” pero no perdí la ilusión por impulsarme y salir adelante.

“Los sentimientos no se pueden ignorar, por injustos que parezcan”. Ana Frank

Después de un tiempo para la reflexión y curación de las heridas, nació un nuevo proyecto de emprendimiento con mi marca personal.

Y aquí estoy.

Ahora miro hacía atrás y me siento orgullosa. No solo de mi marca personal, sino de lo que aprendí desde el dolor y lo que fui capaz de construir adaptándome a la situación y confiando en mí.

Claro, que necesité la ayuda de profesionales del bienestar para recorrer este camino y aprender las bases del “formateo” ante el cambio.

Y lo digo en plural, porque me he convertido en fan de personas fantásticas que comparten su talento para ayudar a los demás.

Con cariño, destaco en mi proceso de aprendizaje a José María Gasalla. Que me ha traído claridad con sus enseñanzas sobre la confianza, el descubrimiento de la luz interior y la posibilidad de encontrar lo positivo en cualquier situación.

“Sé tú mismo, el resto de los papeles ya están cogidos». Oscar Wilde.

Mi marca habla de mí, ¿la tuya?

No creas que te he contado todo esto en vano.

Mi intención es orientarte para construir tu marca desde el interior.

Todos tenemos experiencias que nos marcan, y nos hacen diferentes.

Conseguir que tu marca hable de ti va a ser el principal factor diferenciador con respecto a tus competidores.

Mi experiencia y emociones ante esta fuerte tormenta, se convirtieron en herramientas que me ayudaron a reconstruirme, traer al mundo a “Soy Cris Ohio” y decantarme por ofrecer mis servicios de copywriter, redacción y diseño web, a todos los maravillosos profesionales del bienestar.

Puedo decir sin titubear, gracias vida por la oportunidad que me trajiste de la mano del cambio y la confianza.

Y sobre todo, gracias infinitas a José María Gasalla, por mostrarme el camino.

“Crea tu marca y deja tu esencia”. José María Gasalla

Si yo he podido, tu también puedes.

Un abrazo,
Cris

© 2021 Soy Cris Ohio · by Cris Ohio.