fbpx
Storytelling, el arte de transmitir mensajes de forma inolvidable.

Mi historia real.

Cada día, cuando llegaba la hora de irse a dormir, mi pequeña se resistía y hacía todo lo posible para esquivar el momento. Siempre empatábamos en disgustos, ella acababa en su habitación gritando y yo detrás de la puerta esperando a que se calmara. Un horror, vamos, sobre todo porque se dormía desde un estado tremendo de tensión y ni te cuento lo mal que me sentía yo. 

Siempre he sido bastante “Antoñita la Fantástica”, como decía mi abuelo, me inventaba historias para intentar relajarla, pero no había manera. Así que empecé a pensar en otras fórmulas para evitarnos esos feos episodios.

Observé detenidamente cuando estaba más tranquila, hasta que apareció Peter Pan en la pantalla y me iluminó… ¡bingooooo! Era la etapa en la que veíamos una y otra vez la película de Peter Pan, su preferida, nada de princesas ¡menos mal!

Cada noche antes de dormir, Adri y yo nos sumergíamos en el País de Nunca Jamás. Hasta compré unos títeres de dedos de Ikea súper molones. Nada de otros cuentos, Peter era lo que ella necesitaba. Mi peque ya se dormía feliz, relajada y tranquila. Fin del problema para las dos.

Utilicé el storytelling con mi hija sin saberlo: conecté con su emoción de tranquilidad y conseguí que hiciera lo que yo quería… ¡por siempre jamás!

Storytelling para emocionar y fidelizar.

En Internet, los consumidores pueden elegir lo que desean ver, por eso es tan importante que la historia que cuentes sea emotiva, creíble y que empatice con tu audiencia ideal, para que te elijan antes que a tus competidores.

Toma nota de estos 3 puntos que necesitas conocer a la hora de escribir tu storytelling:
1. La historia, la cultura, los valores, la visión y la misión de la empresa.
2. Al usuario o cliente ideal: sus gustos, problemas, objeciones, edad, etc. Puedes leer mi post sobre cómo crear una estrategia de contenidos digitales.
3. Qué beneficios aporta el servicio/producto al cliente respecto a la competencia.

Despierta emociones y empatía.
Haz que tu historia toque la fibra del espectador, para que despierte en él una emoción positiva, y se anime a pasar a la acción que estás esperando: visitar tu web, sumarse a tus redes sociales, suscribirse a tu newsletter o realizar una compra.

Objetivos del storytelling:

– Resaltar la marca.
– Mejorar la experiencia del usuario.
– Captar la atención de clientes potenciales.
– Relatar unos hechos.
– Crear relaciones sólidas con audiencia.

Ventajas que te aporta:

– Genera confianza.
– Tu marca, servicio o producto serán recordados.
– Hace la función del boca a boca tradicional.
– Humaniza la marca.
– Vende.

Y ahora, ¡manos a la obra! 

PD. Te recomiendo que entres en las redes sociales de Ikea y Amazon para ver ejemplos de storytelling en Redes Sociales (implican a sus empleados y despiertan muchas emociones agradables.)

Por ejemplo: Amazon y el Día de la mujer y la niña en la Ciencia

© 2021 Soy Cris Ohio · by Cris Ohio.